Cómo cuidar de tu tiroides para recuperar tu balance hormonal

Bienvenida al mundo de la partería. Sé que los alcances que tenemos las parteras para cuidar de tu salud no son del todo conocidos. Te anticipo que no sólo atendemos partos y ayudamos en tu lactancia, si no también estamos presentes en todas las etapas de tu vida como mujer. Desde la primera luna (menstruación) de tu hija, dando información pertinente de cuidados sobre su cuerpo, hasta los años sabios de la mujer sin luna aparente (menopausia), mitigando incomodidades comunes y ayudando a descubrir emociones nuevas. Así que cuando decides venir por primera vez a consulta con una partera te darás cuenta de la sensibilidad y calidez con los que puedes recibir atención ginecológica. Incluso, llamamos a esta consulta Mujer Sana porque consideramos que es la condición a donde todas tendemos y queremos llegar, simplemente necesitamos un reflejo (la partera) para hacernos conscientes de este deseo y las acciones debemos tomar para lograrlo.

Personalmente, una de las bases de mi trabajo es la solicitud e interpretación de análisis de laboratorio. Cuando vienes por primera vez, vamos generando lo que el mundo médico llama historia clínica, con un toque muy personal, quiere decir que vamos en una línea del tiempo regresiva, como detectives, conectando eventos importantes de tu vida emocional con molestias/padecimientos físicos. Muchas veces llegamos hasta la historia de tu nacimiento para determinar la salud de tu microbiota intestinal que se forma al pasar por el canal vaginal y determina la fortaleza de tu sistema inmunológico.

La mayoría de las mujeres que consulto viven o han vivido molestias del sistema digestivo, principalmente el sobre crecimiento de levaduras y/o intestino permeable, cuyos síntomas incluyen: inflamación, gases, estreñimiento, acidez, sobrepeso, dificultad para subir de peso, depresión, enojo, ansiedad, insomnio por la noche, cansancio de día, acné, alergias de piel, alimenticias o estacionales, condiciones inmunológicas, retos para concebir, dolores de cabeza, dolor de articulaciones y tiroiditis.

Un buen estado de salud comienza con un intestino sano. Por lo tanto, revisamos cuáles de esos síntomas están presentes y evalúo la pertinencia de mandar a estudiar varias hormonas: TSH, T3 Libre y T4 Libre, así como anticuerpos antiroideos (anti-TPO y anti. TGA). A veces mando todas esas pruebas si hay antecedentes de otras condiciones autoinmunes o sólo las tres primeras si no los hay. ¿Por qué decido evaluar tiroides primero? porque estamos en un momento histórico en donde al menos 12% de las personas presentarán algún desbalance tiroideo en su vida, eso quiere decir 1 de cada 8 personas. El 60% de las personas que presentan tiroiditis no son diagnosticadas oportunamente. Las mujeres somos 5 a 8 veces más propensas a presentar tiroiditis que los hombres y en su mayoría tiene un origen autoinmune; y ha surgido un aumento entre mujeres de entre 20 y 30 años. Las personas que tienen una enfermedad autoinmune son 3 veces más propensos a desarrollar otra (Dra. Myers, La clave está en la Tiroides, Grijalbo, 2017) [1] .

Es importante que sepas que los rangos de normalidad que tomo son los de la medicina funcional (en auge en E.U.A. y considera al cuerpo como uno sólo, es decir, todos los órganos y sistemas están relacionados) y en realidad son rangos para el bienestar óptimo femenino, y son muy diferentes a los rangos que vas a observar en la hoja del laboratorio. Por ejemplo, la TSH la ubicamos entre 1-2 UIU/ml, la T4 Libre debe ser >1.1 ng/dL y la T3 Libre >3.2 pg/ml. Lo más importante es escuchar tus síntomas y trabajar para que toda incomodidad desaparezca a largo plazo.

Desde la primera cita, te doy un menú diseñado a tus gustos y actividades a realizar, basándome en tu estilo de vida (horarios de trabajo-descanso). Indico algunos suplementos generales dependiendo de tus síntomas, en lo que llegan tus resultados de laboratorio, y posteriormente vamos añadiendo y retirando conforme lo necesites. Finalmente, hago y explico la función de las recomendaciones de hábitos que sirven para todas las mujeres (incluyéndome y me lo debo recordar).

Te comparto algunos hábitos que puedes ir implementando para mejorar tu bienestar cotidiano:

💮 Tan pronto como puedas después de levantarte, sal al sol 5-10 min. para recibir sus rayos y se regulen los niveles de cortisol que son la base de tus ciclos circadianos de vigilia y sueño.

💮 Realiza movimiento suave como yoga, caminar o natación en lugar de ejercicio extenuante.

💮 Lleva ropa holgada, nada que inhiba la circulación.

💮 Duerme 8 horas por la noche. Una antes de ir a la cama apaga todos tus electrónicos o utiliza luz ámbar para que tu cerebro no esté activándose con la luz azul de los aparatos.

💮 Asiste a una sesión de Acupuntura o masaje cada 15 días para lograr una relajación profunda.

💮 Practica una actividad relajante al finalizar el día como caminar en la playa, baño de tina calientito o meditar, para ayudar a regular-disminuir la producción de adrenalina generada por estresores externos.

A nivel de nutrición:

💮 Evita gluten, lácteos, leguminosas y endulzantes. Esta recomendación está ampliamente desarrollada en el menú de diseño que te entrego para que la inspiración en tu cocina fluya. Allí mismo se determina la duración de esta fase desinflamatoria y la reintroducción de alimentos para observar sus efectos en tu ánimo, nivel de energía y bienestar físico.

💮 Utiliza los tubérculos como el betabel, la zanahoria, la yuca, el camote y papá criolla (si no hay condición autoinmune) para tomar tu energía diaria en lugar de los carbohidratos encontrados en los cereales.

💮 Aumenta el consumo de brócoli, calabacitas y verduras de hoja verde para apoyar al hígado. El hígado es un órgano fundamental para realizar las fases fisiológicas de depuración metabólica del cuerpo. Así mismo estas verduras aportan fibra dietética para estimular el desecho diario de lo que tu cuerpo no necesita. 2/3 partes de tu plato debe estar constituido por este grupo.

💮 Sazona los alimentos con sal marina, algas (kombu, nori, wakame), ajo, cúrcuma, canela, romero, albahaca, menta, orégano, jengibre y tomillo, de tal manera que tus condimentos ayudan a regular el sobre crecimiento de levaduras, sanan la mucosa intestinal y algunos como las algas son ricos en yodo necesario para la transformación de la tiroxina (hormona producida por tu tiroides).

💮 Ama las grasas sanas: aguacate, aceite de aguacate, aceite de coco, hojuelas de coco sin azúcar, aceite de olivo crudo, salmón, sardinas, huevos orgánicos, nueces y semillas (si no hay condición autoinmune). Tan necesarias para estimular las funciones cerebrales y Recuerda que muchas hormonas femeninas son liposolubles (viajan a través de los depósitos de grasa en nuestro cuerpo).

💮 Haz de los fermentos tus nuevos amigos para recolonizar tu intestino: kimchi, kombucha, sauerkraut, tepache o chucrut, agua de coco, kefir y yogurt de leche de coco, agua de búlgaros/tíbicos, vinagre de manzanacon madre, kefir (si no hay condición autoinmune).

💮 La proteína animal de alta calidad (libre pastoreo sin hormonas) para formarlas estructuras de tu cuerpo: tuétano, caldo de huesos, carne magra, pescado azul rico en Omega-3, sardinas con huesos, pollo y vísceras.

💮 Modera el consumo de frutas y escoge aquellas que son de menor índice glicémico, puedes aprovechar y comer aquellas antioxidantes como los frutos del bosque: zarzamora, fresas, frambuesas, moras negras. Procura que sean orgánicas porque de lo contrario están bañadas en pesticidas.

          Las parteras somos especialistas en escucharte con amor, reafirmar aquello no reconocido por otros proveedores de salud porque sabemos que mente cuerpo y espíritu están conectados, hacer una evaluación y dar tratamiento pertinente (natural y/o alopático) para desbalances femeninos.

Tu historia de vida va moldeando tus emociones y generando patrones que si podemos mostrártelos y vienes con un corazón abierto a verlos, serás capaz de decidir con qué quedarte y qué cambiar para transformar tu ser.

#lasendadelapartera #crónicasdeunaaprendiz #cultivandotubienestar #SATIVUM

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *